KODO: “ALMA DEL MOVIMIENTO”

Crear sensación de movimiento, incluso en punto muerto —esa es la esencia de KODO de Mazda: la filosofía de diseño “alma del movimiento”. Permite a los diseñadores imbuir cada modelo con su propia personalidad, manteniéndose fiel a un tema unificador. Los autos son nuestro lienzo y cada uno que hacemos ansía ser conducido. Nos sentimos honrados de que los conductores estén tan contentos de ayudar.

TRABAJO A MANO

De la misma forma en que un artista quiere provocar una respuesta en su audiencia, queremos diseñar autos que inunden de emoción a los conductores. Solamente las manos humanas pueden crear arte verdadero y así es donde comienza nuestro proceso. Lo llamamos “Preparación exploratoria”, y rara vez incluye algo parecido a un automóvil. En su lugar, experimentamos con formas que encontramos emocionantes o agradables y traducimos estas ideas en la fabricación, donde la mano humana siempre juega un papel vital.

 

Crear un vehículo con alma va más allá que esculpir su forma física. En Mazda trabajamos hacia este resultado a través de la búsqueda por capturar la belleza dinámica de la vida, yendo más allá de los parámetros tradicionales del diseño.

Nuestra tradición de artesanos es otro elemento esencial a la hora de trabajar en este arte. Cuando conduces un carro Mazda, vas a sentir nuestra pasión y compromiso con la creación de vehículos con alma.

FABRICACIÓN

Una vez terminado el diseño inicial, se deriva a un fabricante experto, como Koji Fujii, que lo transforma en un modelo a escala. Su objetivo es crear un modelo incluso “más perfecto que el auto real”. Cada pieza del auto que será visible para sus ocupantes se debe reproducir con precisión. En este punto, también se pueden hacer revisiones, que es otro ejemplo del proceso de diseño colaborativo de Mazda. La calidad nunca se ve comprometida.

 

INDULGENCIA EN EL INTERIOR

Cuando una persona mira un Mazda, ansiamos que sienta la necesidad de conducirlo. Y queremos reforzar esa sensación cuando se suban. Los diseñadores de interiores logran esto brindando una sensación de confort envolvente. Después de innumerables bocetos y revisiones, se crea un entorno que fomenta un vínculo entre el conductor y el auto. Nuestros diseñadores se enorgullecen de todos los aspectos de un interior ubicado de manera intuitiva y que resulta agradable al tacto. Después de todo, la gente pasa mucho tiempo conduciendo y queremos que se sientan como en casa durante todas esas millas.