Al observar la parte frontal del auto se identifica la línea de diseño propio de la marca. Especialmente, por la parte frontal tan parecida a un felino con luminarias rasgadas, amplias loderas y una línea de capó firmemente definida. Las tomas de aire tienen como función dejar fluir el viento hacia el motor y proporcionar armonía aerodinámica.

En la parte posterior, las amplias loderas, alta línea de hombros y las luces dominantes son parte de un conjunto atractivo capaz de hacerse notar, lo cual es un elemento estético y de seguridad. De perfil, el nuevo Mazda2 tiene figura de cuña. Clara expresión de su capacidad para romper el viento para lograr un mejor desempeño dinámico, menor consumo de combustible y carácter muy moderno. 

Las impresiones dentro del habitáculo de este Mazda son propias de la experiencia de marca. Al poner en marcha el motor de 1,500 centímetros cúbicos se aprecia el buen aislamiento del vano motor y la cabina. Gracias al bajo nivel de ruido, el ambiente es propicio para platicar, oír música a volumen reducido y percibir los sonidos del exterior.

El Mazda2 ofrece un volumen suficiente para 4 adultos y carga básica de los ocupantes. Tanto las butacas frontales como la banqueta posterior dan soporte firme y cómodo a los pasajeros. La configuración de 4 puertas es muy útil cuando se transportan más de 2 personas. En definitiva, este es el modelo idóneo para un estilo de vida activo, versátil y moderno.

Compartir