El rotundo éxito del CX-5 exigió de nuestros ingenieros dotar al modelo de los últimos avances. Desde Hiroshima se planteó un vehículo con las mejoras SKYACTIV® y las impresionantes aplicaciones del G-Vectoring Control, asimismo se sumaron notorias renovaciones al interior, proyección de datos a través un sofisticado Head-Up Display, cambios a la forma de la carrocería, luces más agresivas y una impactante parrilla frontal inconfundiblemente Mazda.

El lenguaje Kodo y la sabiduría de Mazda están presentes en el CX-5. Los conceptos Be a driver y Mazda Experience reflejan a cabalidad el espíritu detrás de esta SUV cuyas dimensiones compactas, sensaciones deportivas y tecnologías de última generación hacen que cada ocupante o piloto jamás quiera dejar de manejarla porque el gusto de hacerlo es divertido e incomparable. Aquí está, sin duda, nuestra más honda esencia: Celebrate Driving con la CX-5.

Compartir
Open chat