Mazda logró establecerse en el segmento de las SUV gracias a la dirección de diseño propuesta por Moray Callum (2001-2006), Laurens van der Acker (2006-2009) e Ikuo Maeda (2009). Consiguió con ello no solo la inmediata aprobación del público, sino una línea de automóviles perfectamente asociada a los altos estándares de ingeniería, a los profundos cánones estéticos de sus artesanos y a la evidente exigencia del mercado por carros de esta naturaleza. Mazda logró eso e incluso algo más: ratificar sus inconfundibles valores. Visto en esta SUV de gran tamaño en su estupenda parrilla, la simbiosis entre los cromos, el carácter deportivo y el perfil aerodinámico.

En Mazda nos hemos enfocado para ofrecerte opciones extraordinarias. Por ello, la CX-9 existe en versiones Sport, Touring, Grand Touring y Signature. Con la Mazda CX-9 no solamente se alcanza un grado de exquisitez propio del lenguaje Kodo. El alma del movimiento parece trascenderse a sí mismo y resignificarse. Por fuera, la CX-9 es un Mazda, inconfundiblemente. Adentro, el interior es fantástico. Es una señal de orgullo. Un símbolo de devoción. En ninguna otra parte nuestro compromiso con la artesanía y la maestría es más fuerte que en nuestra versión Signature. La piel Nappa es suave, el aluminio esculpido y el auténtico palisandro de Santos se unen para intensificar tus sentidos y dejarte en un mejor estado emocional tras cada viaje.

Compartir
Open chat